El discurso de la Iglesia Protestante en torno a la Segunda Guerra Mundial en la revista Puerto Rico Evangélico, 1940-1945

Ángel Manuel Villegas-Cruz
Departamento de Socilogía y Antropología
Facultad de Ciencias Sociales

Resumen

El objetivo de este estudio es examinar la representación de la Iglesia Protestante sobre la Segunda Guerra Mundial a través de la revista, Puerto Rico Evangélico, entre los años 1940 a 1945. Este trabajo sostiene que la revista adopta una postura a favor de la participación de Estados Unidos y Puerto Rico en el conflicto bélico. El análisis fue desarrollado a partir de las teorías de representación y análisis de discurso del antropólogo social, Jack Goody, y el sociólogo, Stuart Hall. Toda la colección de la revista se encuentra en el Seminario Evangélico de Puerto Rico en Río Piedras.  

Palabras claves: religión, Segunda Guerra Mundial, Puerto Rico, prensa

Abstract

This work examines the representation of World War II in the inter-denominational magazine, Puerto Rico Evangélico, between the years of 1940 to 1945. This essay proposes that during the war the magazine adopted a posture of support for the participation of United States, and the collaboration of Puerto Rico, in the battle. The study was approached with the discourse analysis and representation theories of social anthropologist, Jack Goody, and sociologist, Stuart Hall. All the collection of the magazine can be found in the Evangelical Seminary of Puerto Rico in Río Piedras. 

Keywords: religion, World War II, Puerto Rico, media

 

Introducción

Puerto Rico Evangélico (PRE)1 fue una revista de carácter inter-denominacional protestante publicada en la isla por primera vez el 10 de julio de 1912. La revista mantuvo su publicación hasta el año 1972. Uno de los mayores estudiosos de la religión en Puerto Rico, el sociólogo Samuel Silva Gotay (1998, 224), expone; “El Puerto Rico Evangélico constituyó hasta la década de 1970 la voz más autorizada y representativa del protestantismo puertorriqueño, por lo cual resulta el más rico archivo para el estudio de la formación de la mentalidad protestante en Puerto Rico en lo relativo a la mayoría de las denominaciones”. Tomando como punto de partida la palabra de Silva Gotay, se desarrolló un proyecto de investigación bibliográfica y documental que persigue explorar cuál fue la representación discursiva de la Iglesia Protestante en torno a la Segunda Guerra Mundial expresada a través de la revista, Puerto Rico Evangélico, entre los años 1940 a 1945. En primer lugar, la investigación examina cómo fue presentado el conflicto bélico en las páginas de la revista. En segundo lugar, el estudio explora qué línea editorial asumió la revista sobre la participación de Estados Unidos, y por consiguiente, Puerto Rico, en ese conflicto. Por último, se describirá y comparará el discurso de la revista en torno a los países beligerantes, sus líderes políticos y técnicas de combate. El análisis de las fuentes documentales se desarrolla utilizando las teorías de representación y análisis de discurso desarrolladas por antropólogo social británico, Jack Goody, y el sociólogo británico, Stuart Hall. Según Goody (1999, 18); “…las representaciones constituyen la esencia de la comunicación humana”. De forma similar, Hall (2003, 44) explica que el lenguaje es una práctica social y que somos los humanos los que construimos el significado de las cosas. Tomando en cuenta lo que dicen ambos autores, podemos afirmar que todas las prácticas sociales tienen aspectos discursivos.


A principio de la segunda década del Siglo XX2, Puerto Rico Evangélico se fundó en Ponce auspiciado por algunas denominaciones religiosas para unir fuerzas en defensa del protestantismo. Desde el año 1916, Puerto Rico Evangélico estuvo auspiciado por la Unión de Iglesias Evangélicas de Puerto Rico.3 Esta organización religiosa inauguró una nueva etapa del protestantismo en la isla al promover la discusión y tomar posición sobre cuestiones políticas y públicas (Rodríguez Bravo, 1972, 106). Por tal motivo, PRE pasó a ser dirigido por ministros nativos, aumentó el número de sus páginas y expandió la gama de temas en su artículos (educación, política) y noticias mundiales. Más adelante, para los años de la Segunda Guerra Mundial, PRE estaría afiliado a la Asociación de Iglesias Evangélicas de Puerto Rico. La revista se publicaría de manera bimensual en el pueblo de Ponce, bajo la editorial Puerto Rico Evangélico, Inc. Durante los años cuarenta, fue órgano oficial de las Iglesias Bautistas, Metodistas, Presbiteranas, Discípulos de Cristo y Evangélica Unida de Puerto Rico


Antes de Pearl Harbor

Puerto Rico Evangélico presta mayor atención a la situación internacional después del ataque nipón en Diciembre de 1941 a la base naval estadounidense de Pearl Harbor en Hawái.4 Esta preocupación por el conflicto posterior al ataque va a la par con el temor general en la isla de que Puerto Rico fuera víctima de un ataque de los submarinos alemanes como lo fue Hawái por los aviones japoneses (Rodríguez Aguayo 2006, 9). No obstante, antes de la agresión japonesa la revista ya contenía noticias que destacaban el escenario internacional, principalmente el europeo.


Un ejemplo es el panorama de la Guerra Civil Española y las consecuencias políticas y militares de ese conflicto. En una serie de artículos de opinión, la revista denuncia que el nuevo gobierno del líder español, General Francisco Franco, había instituido a la Iglesia Católica Romana como la iglesia y religión del Estado, limitando y, en algunos casos, prohibiendo otras denominaciones protestantes, así como religiosas (eje. Islam). A esos efectos, la revista expresó su disgusto por la suspensión de una publicación llamada España Evangélica (PRE, 10/agosto/1939, Núm. 3, 6). Igualmente, revela con marcado descontento, que han sido cerradas todas las iglesias evangélicas en España, con excepción de las ubicadas en Madrid y Valencia (PRE, 10/octubre/1941, Núm. 7, 2).


Un segundo ejemplo es la serie de artículos que hacían referencia a la Unión Soviética y el profundo descontento hacia ésta por la política anti religiosa manifiesta por el régimen soviético. El comunismo y la religión son hostiles entre sí, menciona una de sus noticias (PRE, 10/enero/1940, Núm. 13, 5-6). Utilizando un evidente tono de burla, una de sus notas explica que los soviéticos no quieren que los padres llamen a sus hijos con nombres cristianos a pesar de que los mayores líderes comunistas tienen nombres religiosos, Vladímir Lenin y José (Iósif) Stalin (PRE, 25/febrero/1940, Núm. 16, 2).


En el PRE se discutían estos acontecimientos violentos previo a la declaración de guerra que el régimen nazi en Alemania hace primero contra los Estados Unidos y la declaración que el Congreso de este último hace contra Japón, que incluyó también a Alemania y a Italia en 1941. Otro punto a destacar en la revista fue la denuncia a los acontecimientos violentos ocurridos previo a la declaración de guerra que el régimen nazi en Alemania hizo en contra de los Estados Unidos y que provocó que su Congreso declarara la guerra en contra de Japón, Alemania e Italia en 1941. Ejemplo de estas incursiones bélicas por parte de los nazis en Europa fueron la invasión y anexión a Checoslovaquia, Hungría y Polonia y la ocupación de Francia, Bélgica y Holanda. La revista la denominó como una nueva “Gran Guerra”. Uno de los números publicados en 1940 informaba a sus lectores sobre la violencia que acometían las fuerzas alemanas en los territorios invadidos. Denuncia que los nazis habían prohibido la publicación de 26 periódicos y que algunos miembros de la Federación Checoslovaca de Estudiantes Cristianos habían desaparecido “misteriosamente” (PRE, 25/julio/1940, Núm. 2, 2).


De una forma similar otra de las publicaciones en la revista relata la brutalidad de las matanzas acometidas por los nazis al inicio de la guerra. La noticia señala que en Alemania había “100,000 desaparecidos” y se sospechaba que fueron “sistemáticamente eliminados ancianos, dementes, niños lisiados o mentalmente defectuosos” (PRE, 10/julio/1941, Núm.1, 2). Por tal razón, desde muy temprano en el conflicto hay una evidente demonización en torno a los líderes nazis y del fascismo europeo. De esta forma, los partes de noticias y artículos que se publicaban calificaban el aislamiento asumido por los Estados Unidos ante el potencial conflicto contra los fascistas, como una inmoralidad. Esto puede parecer irónico tomando en consideración que la publicación estaba fundada en los principios de no violencia contenidos en la filosofía cristiana protestante. Incluso una de las noticias indica que es “…nuestra responsabilidad ética velar por la justicia en Europa y el Lejano oriente”. (PRE, 10/julio/1941, Núm. 1, 2) En otras palabras, los países democráticos y cristianos deben salvaguardar al resto del mundo. De esta forma, el apoyo del protestantismo al conflicto quedaría justificado.


La guerra como una defensa de la democracia y el cristianismo

Según lo observado por esta investigación, el PRE se adhiere a una afiliación ideológica, “patriótica” y claramente, pro estadounidense, muy propia de la atmósfera política puertorriqueña de la época. Su postura no se aleja de la política oficialista que las autoridades gubernamentales locales observaban con relación al conflicto. En este sentido, en la Isla, la oficialidad institucional presentaba la guerra como necesaria para defender la democracia a nivel mundial y apoyaba el esfuerzo bélico.5Sin embargo, la revista añade un componente a este discurso. La guerra no era sólo vital para la defensa de la democracia, sino también del cristianismo. La democracia, como lado político, y el cristianismo, como lado religioso, serían inseparables para la publicación evangélica.


El primer número que se publica de la revista posterior al ataque japonés a la base naval Pearl Harbor, expresa un llamado para un apoyo religioso, político y patriótico al conflicto. En sus páginas se menciona que la mejor manera de conservar la paz era mediante la guerra y resalta que sería “…una traición a Cristo” que los cristianos, en un momento crucial de la historia, no participaran y apoyaran la batalla contra el fascismo. (PRE, 25/diciembre/1941, Núm. 12, 4) La noticia se opone a la neutralidad de los cristianos ante el conflicto. Para la noticia, contrario a los pensamientos tradicionales cristianos orientados a la no violencia, la paz incluye la guerra. Se asume que si en la guerra la democracia pierde, el cristianismo también perderá. El hecho de que el Puerto Rico Evangélico favorezca una “paz cristiana” que respalda la guerra e iguala la democracia y el cristianismo, podría tener conexión con la mentalidad protestante estadounidense. Esta fusión de principios religiosos y políticos los pensadores de la religión la han llamado bajo el concepto de “religión civil”.6 La conciencia protestante nacional se caracteriza por un rechazo a la iglesia como parte del Estado, pero adjudicaba y describía a los Estados Unidos como una “…nación protestante”, […] escogida por Dios”, con una misión religiosa y política en la historia del mundo. Además, elevaría la ciudadanía americana a un nivel cuasi religioso. En otras palabras, una religiosidad nacionalista, según lo afirma Samuel Silva Gotay. (1998: 45)


La línea editorial asumida por el Puerto Rico Evangélico reúne en una misma ecuación de pensamiento, principios religiosos y políticos, particularmente cuando asume que la democracia, el lado político, y el cristianismo protestante, el lado ideológico-religioso, son inseparables. Una noticia divulgada en 1944 y escrita por Eloy Estrada, quien era miembro de la Iglesia Presbiterana de San Juan, evidencia esta reflexión. Estrada describe los acontecimientos bélicos en la Segunda Guerra Mundial como “…[ ] una batalla fiera que sostienen entre sí, de un lado, la dictadura y la tiranía; del otro, la libertad y la democracia, inspiradas estas últimas en, …[y] sostenidas por el verdadero cristianismo”. (PRE, 10/enero/1944, Núm. 11, 5) Esta declaración iguala la victoria de la democracia con el triunfo del “verdadero cristianismo”, o sea el protestantismo. Así como esta noticia personifica esta unión de principios religiosos y políticos, también presenta la guerra dentro del clásico dualismo cristiano de una batalla entre el bien y el mal. Se describe el conflicto bélico como un encuentro entre “la dictadura y la tiranía”, el mal, en contra de “la libertad, la democracia y el cristianismo”, el bien. Los sistemas binarios son característicos del cristianismo. Estos son representados en la revista por el lado del bien, los Aliados, y por el lado del mal, las Potencias del Eje. Sin embargo, no todos los países en cada bando son tratados de la misma forma.


Los aliados: Roosevelt, Churchill y, ¿Stalin?


En el Puerto Rico Evangélico,los Aliados, países y líderes políticos que componen la facción del bien en la Segunda Guerra Mundial, son venerados. Principalmente son idolatrados los Estados Unidos y el Reino Unido. Asimismo son exaltados el presidente estadounidense, Franklin D. Roosevelt, y el Primer Ministro británico, Winston Churchill. Para la revista evangélica, Roosevelt y Churchill son “… cristianos auténticos y hombres de fe”. Se menciona que los dos están inspirados en el ideal cristiano para buscarle una solución al conflicto. En el año 1942 una noticia menciona que ambos políticos son los “líderes de la democracia” a nivel mundial y que ganarán la guerra guiados por Dios. (PRE, 25/enero/1942, Núm. 14, 3) Otra de las noticias comenta que los Estados Unidos es “…poderosa, […] rica, […] bien educada” y éste tiene la oportunidad de “…edificar la paz mundial”. (PRE, 25/octubre/1945, Núm. 8, 6) Estas noticias resaltan que los Estados Unidos y el Reino Unido tienen una “…misión divina” para defender la democracia y de buscar una solución cristiana al conflicto. Para el Puerto Rico Evangélico la paz mundial no estará completa sin el cristianismo.


No así fue el trato ofrecido a la Unión Soviética. Antes de la alianza de los primeros con el segundo, ya ésta había sido objeto de duras críticas en las páginas de la revista. Esto con toda seguridad, como resultado del trato que recibía la religión y la Iglesia Ortodoxa Rusa en particular. La revista muestra el comunismo como dañino para la humanidad. Una de las noticias iguala el nazismo y el comunismo. Menciona que ambas ideologías son “…fuerzas igualmente funestas”. (PRE, 10/julio/1941, Núm. 1, 4) En pocas ocasiones, esta publicación representa positivamente a los rusos. Las pocas excepciones a esta tendencia ocurren en aquellos raros eventos en que las autoridades soviéticas echan de un lado las iniciativas políticas anti religiosas. Por ejemplo, una noticia de 1942 aplaude que los soviéticos permitieran al pueblo ruso reabrir nuevamente iglesias ortodoxas. Aunque advierte al lector que esta medida es para prevenir “…el papel libertador de los nazis”. Esto fue así debido a que en aquellas regiones soviéticas ocupadas por las fuerzas alemanas, éstas permitieron restaurar algunas iglesias. (PRE, 25/junio/1942, Núm. 24, 5) Similarmente otra de las noticias señala que “…la religión en Rusia no ha muerto”. La flexibilidad de las autoridades en Moscú ocurre como resultado de una reunión entre José Stalin, Viacheslav Mólotov, quien era vicepresidente del Consejo de Ministros de la Unión Soviética, y los “…altos dignatarios” del Santo Sínodo7 de la Iglesia Ortodoxa Rusa para restablecer los antiguos derechos y privilegios que había tenido la Iglesia en el país. (PRE, 10/septiembre/1943, Núm. 5, 4)


Las “empresas imperialistas” del Eje


Las Potencias del Eje reciben, como es de esperar, un trato muy diferente en las páginas del Puerto Rico Evangélico. Éstas son ubicadas del “lado del mal”, y son criminalizadas y demonizadas. Alemania recibe la mayor cobertura y atención en las páginas de la publicación evangélica seguida por el Italia, y el estrecho vínculo entre el régimen fascista de Benito Mussolini y el catolicismo y la Iglesia Católica en particular. Las figuras de Adolfo Hitler y Mussolini son receptoras de la mayoría de las acusaciones y señalamientos. El Imperio Japonés, por otra parte, recibe muy poca atención. Esto se pudo haber sido resultado de la inclinación y preferencia de la revista por noticias y artículos sobre los eventos de la guerra en el frente europeo.


El Puerto Rico Evangélico describe a las Potencias del Eje como países inmorales, totalitarios y despóticos. En el año 1943, una de sus noticias comenta que “…la bota nazista”, Japón e Italia eran “…empresas imperialistas” promoviendo una guerra que ultrajaba la soberanía de los países ocupados. (PRE, 25/enero/1943, Núm. 14, 7) Otra de las noticias, menciona que Hitler era un “… lobo rapaz” que había al principio engañado al mundo con “…sonrisas democráticas y cantos amistosos”. También se señala que “…la ideología nazi” sufría los males de un “…nacionalismo estrecho, […] incrédulo, [lleno] …de egoísmos, […] odios… [y de] “ambición ilimitada”. (PRE, 25/mayo/1945, Núm. 22, 4) Estas noticias, como otras, representan a la población alemana con una ambición incontrolable respaldada por una inquebrantable lealtad a la ideología nazi.


Italia fue también representada como un país imperialista y totalitario. No obstante, las representaciones de Italia disimulan críticas adicionales al catolicismo. Por ejemplo, una noticia publicada en 1942 informa a sus lectores sobre un bombardeo aliado a la ciudad de Roma. El texto destaca que el centro del “ … totalitarismo fascista […] y del totalitarismo religioso …[sintió] … el impacto de las bombas de la Libertad y la Democracia” (PRE, 10/agosto/1942, Núm. 3, 3-4). La noticia acentúa que Mussolini es “… [ ] socio del Vaticano” y que “… Roma no es el centro del cristianismo, solo del catolicismo romano”. Un lenguaje similar es empleado por la línea editorial de la revista cuando éste reseña la muerte de Mussolini a manos del pueblo italiano. La nota editorial describe al líder fascista como “… el amigo íntimo de Hitler y el niño mimado de Su Santidad”, refiriéndose al Papa Pio XII. (PRE, 25/mayo/1945, Núm. 22, 4). Obviamente cuando menciona “Su Santidad”, se refiere al Papa Pio XII. Según la revista, una Roma católica es igual a una Roma fascista.


“El año de nuestra gran victoria”


El final de la guerra es descrito con gran entusiasmo, optimismo y esperanza en el Puerto Rico Evangélico. El primer volumen de 1944 menciona; “Hemos entrado en el año de nuestra gran victoria”. (PRE, 10/enero/1944, Núm. 11, 4) Este optimismo pudo ser el resultado de los eventos militares ocurridos en 1943 cuando los enfrentamientos comienzan a inclinar la balanza militar de la guerra a favor de los Aliados.88 Sin embargo, este triunfo no era suficiente. La guerra no acabaría hasta que todas las personas aceptasen la moral cristiana y Cristo los limpiase de todo pecado. Este discurso moralizante es consistente en la publicación durante el periodo de la guerra. En el primer volumen publicado en febrero del 1942 se hace mención a la aspiración y deseabilidad de un “…nuevo orden cristiano para la post guerra”. (PRE, 10/febrero/1942, Núm. 15, 3-4) Con la rendición de Japón, la línea editorial de la revista retoma y enfatiza su discurso moralizante enmarcado ahora, en el mundo de la post guerra. Se menciona, por ejemplo, que la victoria estadounidense ha llenado de júbilo a toda la Isla. Pero advierte moderación para “…que no estemos regocijándonos sobre charcos de sangre y ruinas espirituales” porque en la guerra todos son perdedores y “… [la] paz sin Cristo es [una] vana quimera”. (PRE, 25/agosto/1945, Núm. 4, 3-4) Esta noticia, como muchas otras en la revista, resalta que la paz verdadera requiere del cristianismo. En la misma, los ataques nucleares sobre Japón son revelados como necesarios para el triunfo. Asimismo, en otro artículo publicado en septiembre de 1945, se justifica el uso de las bombas atómicas como medio de defensa. Sin embargo, reconoce que hubiera sido mejor no haber utilizado tal arma y que una “…paz inspirada en el miedo” no es la mejor. (PRE, 25/septiembre/1945, Núm. 5, 3-4)


Conclusiones


El discurso protestante en el Puerto Rico Evangélico alrededor de la Segunda Guerra Mundial es uno que expresa apoyo a las respuestas militares ofrecidas al conflicto bélico por parte de las fuerzas aliadas encabezadas por los Estados Unidos. Tal auspicio descansa en una concepción cristiana dualista del mundo, en una batalla entre el bien y el mal. Por el lado del bien, los Aliados abanderados con la democracia y el protestantismo, y por el otro lado, el mal, ejemplificado por las Potencias del Eje y alistadas con el fascismo y el totalitarismo. En el PRE los países y líderes de los Estados Unidos y el Reino Unido son venerados y ensalzados, mientras que los soviéticos, por su “ausencia de religiosidad”, son tratados con más reserva. Los países del Eje son criminalizados, demonizados, y calificados como inmorales. También está presente en la revista la mentalidad protestante estadounidense de una religiosidad nacionalista y civil, que tiene como fin la unión de lo político y lo religioso. Esta publicación protestante tiene una visión de mundo en el cual la causa de democracia y lo político en ella, son inseparables del protestantismo, y consecuentemente, de lo religioso. Por otro lado, para el Puerto Rico Evangélicola tarea del protestantismo era una dual. Esto es, una labor de cristianizar y de civilizar. Luego de la “victoria” en la guerra se visualizaba una cruzada moral. La paz verdadera y cristiana de la revista concebía estos moralismos como necesarios para la nueva sociedad protestante de la post guerra. Una nueva sociedad protestante con líderes políticos cristianos y un gobierno democrático encaminado a la modernidad y el progreso.


Notas

1 Para referirse a la revista, Puerto Rico Evangélico, se utilizará la abreviatura, PRE.

2 Si el lector desea conocer más acerca del periodismo evangélico en Puerto Rico anterior a la publicación del Puerto Rico Evangélico puede leer; Rosa-Guzmán, Carlos. “El periodismo evangélico en Puerto Rico”. Tesis de Bachillerato presentada ante el Programa de Teología del Seminario Evangélico de Puerto Rico, San Juan, 1952. Impreso.

3 La Unión de Iglesias Evangélicas de Puerto Rico también contribuyó en el año 1919 a la fundación del Seminario Evangélico de Puerto Rico ubicado en Río Piedras. Es por esta razón que toda la colección de la fuente primaria que se utilizó en este estudio se encuentra en el Archivo Histórico del Protestantismo en Puerto Rico de la Biblioteca Juan de Valdés del Seminario Evangélico de Puerto Rico en Río Piedras. Para información adicional sobre el desarrollo de la educación evangélica en Puerto Rico puede consultar; Bidot Pamias, Juan. “The Origins and Development of Christian Education in Puerto Rico.” Tesis de Maestría presentada ante el Programa de Teología de la Presbyterian College of Christian Education de McCormick Theological Seminary in Chicago, 1940. Impreso.

4 El ataque sorpresa a la base naval de Pearl Harbor el 7 de diciembre de1941 provocaría la entrada formal de Estados Unidos, y por consiguiente Puerto Rico a la Segunda Guerra Mundial. Al día siguiente los estadounidenses le declararían la guerra al Imperio Japonés y el 11 de diciembre la Alemania Nazi le declararía la guerra a los Estados Unidos.

5 Para más detalles sobre el discurso político oficial en Puerto Rico en torno a la Segunda Guerra Mundial en Puerto Rico favor de estudiar; Rodríguez Beruff, Jorge. “La pugna entre dos grandes sistemas: la guerra en el discurso político de Luis Muñoz Marín hasta Pearl Harbor”. En Puerto Rico en la Segunda Guerra Mundial: Baluarte del Caribe. (compiladores). Jorge Rodríguez Beruff & José L. Bolivar Fresneda. Puerto Rico: Ediciones Callejón, 2012. 49-72. Impreso.

6 Para una comprensión más profunda sobre el concepto de “religión civil” y sus efectos puede leer; Richey, Russell & Jones, Donald. American Civil Religion. New York: Harper and Row, 1975. Impreso.

7 El Santo Sínodo Ruso fue el cuerpo gobernante más importante de la Iglesia Ortodoxa Rusa hasta la Revolución de 1917.

8 Algunos ejemplos de los eventos que inclinarían a partir de 1943 la Segunda Guerra Mundial a favor de los Aliados son; el éxito de la contraofensiva soviética con dirección a Berlín comenzando con la rendición de los alemanes en Stalingrado, el control de la “Batalla del Atlántico” por parte de los Aliados, y la rendición de Italia y los nazis en el norte de África.

Fuentes primarias utilizadas

Revista Puerto Rico Evangélico. Archivo Histórico del Protestantismo en Puerto Rico, Biblioteca Juan de Valdés, Seminario Evangélico de Puerto Rico en Río Piedras, V. 29-35, 1939-1945. Impreso.

Bibliografía de Referencia

Goody, Jack, Representaciones y contradicciones, la ambivalencia hacia las imágenes, el teatro, la ficción, las reliquias y la sexualidad . España: Paidós, 1999. Impreso.

Hall, Stuart, Representations and Signifying Practices. Thousand Oaks/Londres: SAGE Publications. 2003. Impreso.

Rodríguez Aguayo, José Daniel. “Las representaciones del miedo en la prensa puertorriqueña durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945)”. Tesis de Maestría presentada ante el Programa Graduado de Historia de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, San Juan, 2006. Manuscrito inédito.

Rodríguez Beruff, Jorge. La pugna entre dos grandes sistemas: la guerra en el discurso político de Luis Muñoz Marín hasta Pearl Harbor”. En Puerto Rico en la Segunda Guerra Mundial: Baluarte del Caribe. (compiladores). Jorge Rodríguez Beruff & José L. Bolivar Fresneda. Puerto Rico: Ediciones Callejón, 2012. 49-72. Impreso.

Rodríguez-Bravo, Enrique. “Origen y desarrollo del movimiento protestante en Puerto Rico, 1898-1940.” Tesis de Doctorado presentada ante el Programa de Estudios Latinoamericanos del Departamento de Humanidades de George Washington University, Washington D.C., 1972. Manuscrito inédito.

Silva-Gotay, Samuel. Protestantismo y política en Puerto Rico. San Juan: Editorial de la Universidad de Puerto Rico, 1998. Impreso.

Revista [IN]Genios, Volumen 1, Número 1 (septiembre, 2014).
ISSN#: 2324-2747 Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2014, Copyright. Todos los derechos están reservados.


Posted on September 15, 2014 and filed under Investigación.