El Espíritu Santo

Acrílico sobre papel; 35¨ ¾ x 74¨ ½ 

Angeliz N. Valle Collet
Concentración: Pintura
Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico

 

Angeliz N. Valle Collet-El Espíritu Santo.jpg

Descripción de la pieza

La obra fue producida en papel blanco de gran tamaño, con acrílico aguado  con un solo tono (monocromático). Seleccioné el acrílico porque entiendo que se puede manejar de varias formas y no necesariamente con toda su tonalidad. Así mismo, seleccioné el papel de acuarela, por su versatilidad y utilidad. Pretendí también, manejar otro tipo de papel más fino. Manipulé el tinte de acrílico sobre papel, por lo que tuve que tratarlo con el mayor cuidado, y así lograr el resultado final de la obra. Recurrí a pinceladas un poco distorsionadas, en manchas de varios tonos de grises y aproveché el blanco del papel. Se dibujó la proporción de la paloma, para continuar la aguada sobre papel.

 

          En cuanto a la composición de la obra, en el centro se encuentra “La Paloma”, trabajada sutilmente, usando el blanco del papel, logrando el resultado presente en la pintura. Determiné que fuera central, porque no es simplemente una paloma, es la tercera persona de la Trinidad y la representación debía ser amplia para reforzar el mensaje detrás de la pintura. Logré la imagen central por medio de un dibujo que tracé en el papel, iniciando con la primera veladura de agua, pasando del claro al oscuro. Al fondo hay un cielo con nubes, más oscurecido para resaltar la imagen principal y crear un balance de tonos en la obra. Además, imparte movimiento por la manera en la que se llevó acabo el trazo, capturando la movilidad de las nubes en el cielo.

 

Descripción artística:

Busco con la pintura reflejar a la tercera persona de la Trinidad que es el Espíritu Santo de Dios, el cual transmite paz y esperanza. Mi objetivo como artista es que el espectador al observar la obra, pueda experimentar paz y esperanza, a pesar de todas las situaciones personales, se desconecten de la rutina y enfoquen su mente en la obra.

          Particularmente, hay un elemento que represento y destaco en la obra: la paloma. Esta acapara casi todo el espacio del papel pues simboliza a la tercera persona de la Trinidad, el Espíritu Santo. Según la visión cristiana, el Espíritu Santo se representa bíblicamente como paloma en dos momentos: cuando Jesús fue bautizado por Juan el Bautista y cuando Jesús, luego de haber resucitado al tercer día y ascendido al cielo dejara un consolador, tal y como expresa Juan 16:7: “Pero les digo la verdad: les conviene que me vaya porque, si no lo hago, el Consolador no vendrá a ustedes; en cambio, si me voy, se lo enviare a ustedes.” Así, el Espíritu Santo es una persona, es un guía hacia la vida eterna, es paz, es esperanza, es ánimo, es consuelo, es un amigo, un regalo, es amor y es misericordia, entre otras cualidades.

 

          No obstante, el mensaje es conocer porque es importante el Espíritu Santo para el caminar de un creyente que lo ha recibido, aceptando a Jesús en su vida. También que es un guía con todas las cualidades descritas anteriormente, aclarando su propósito bíblicamente. El énfasis no está en la imagen per sé, sino quién es detrás de la obra, su propósito.

 

Revista [IN]Genios, Vol. 4, Núm. 2 (abril, 2018).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2018, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on April 15, 2018 .