Lover’s Trial

Jann M. Lasanta Pérez
Programa de Estudios Interdisciplinarios (Escritura Creativa)
Facultad de Humanidades

 

Come to me, sweet everlasting love, come to me.

 I've been lusting your appearance

 I've been wanting your presence

And adoring your existence.

Oh sweet love, fair as a flower would ever be

Delicate as silk, sweet like jasmine

Gorgeous like the dawn of the day

You rise with such grace it makes my heart lose its pace

 Oh sweet love, like Shakespeare had once said

 'With any other name, just as sweet'

Oh sweet crazed love, won't you come to me?

Won't you please me? Have I not adored you enough?

Have I not worshiped the ground you walk on enough?

Do I need to kneel on my knees for you to see how much I love thee?

Sweet, sweet mad love

 And even so, that you have left

We are still not very far away

Our existences tangled in the mess that is the creation so called 'time'

 We are one, my love, but I ache for more

 I desire you and only you

 And if death would be the judge of our love then the trial as fallen

For I have fallen, fell to the ground and hit the doorway

Meet me at the entrance, My Love.

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Otro día más

José R. Porrata Nieto
Departamento de Ciencia Política
Facultad de Ciencias Sociales

 

El guasón de Mayagüez ya no duerme,
pues tiene que vivir entre un frasco mágico
y máscaras que le esconden las emociones.
Aterrado y agobiado por las canas que aparecieron,
entre ellos se pierde para sonreír falsamente,
haciendo un espectáculo sin propósito y sueños.

Otro Día Más.

La india de la tierra de los gigantes
religiosamente y precisamente
prende llamaradas en los pulmones
a ver si las energías recapacitan su corazón.
Si no le funciona, por lo menos que permita regresar
al paraíso de donde la secuestraron,
en un portal en forma de hoguera.

Otro Día Más

En la mansión entre los valles
el guaynabito no conoce que mami y papi
acaban de perder sus vidas farmacéuticas
y regresan hoy zombis a la mansión
luego de buscarlos en la ‘academia’.
Cuando hoy ahora es ayer
el guaynabito torna guaynabicho:
un vándalo pequeño burgués que será un cadáver
cuando el policía de apellido canario
le vuele el pescuezo por tirar droga.

Otro Día Más

Ya la promesa del amanecer
no tiene significado alguno
si es que el gran monstruo
baila con nosotros esta farsa
con un traje escotado
y tacos negros estillettos.
Sujetos a la maquinaria
nosotros, avatares para un Dios
que le robó control al Demiurgo
siempre estaremos sujetos a las maldades
de una fuerza mucho más que nosotros
codificados para estar en este tango desastroso

Otro Día Más

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Su imagen

Mónica Matías Mercado
Department of English (Literature)
Facultad de Humanidades

 

Marcados con cenizas de cigarros

y bautizados con sobras de birras.

Eso son.

 

Coreografías sin balance,

nombres mal dichos, mundos

creados y caras hundidas.

 

En ese balcón se cuestiona, qué

pensaría su vieja al verlo hacer lo

mismo que su difunto padre.

Con un trago en la izquierda y un

cigarro en la derecha, mientras

escucha las conversaciones

perversas de sus cómplices.

 

¿Cuántos rosarios su abuela

haría para expulsar los demonios

del linaje?

 

Humo y veneno: mezclas letales

del día a día. Quejas de la doña

por las noches, despertares entre

escombros de botellas y cenizas.

Miradas de su –yo– en el espejo.

 

“Ese no soy yo. Yo no era este

antes”. Bajo el consumo analiza

la nueva doctrina: seguir con el

auto-desprecio y el arrepentimiento innato; o,

cambiar los acuerdos firmados

desde antes de su ser.

 

Estorbo para el sabio y el sobrio,

desfile de bufones para los

soñolientos. Marcados con

cenizas de cigarros y bautizados

con sobras de birras.

Eso son.

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Amor de la avanzada guardia

Paula María Arribas Cintrón
Educación en Arte, Facultad de Educación
Historia del Arte, Facultad de Humanidades

 

Todo es mentira, ya verás

la poesía es la única verdad,

sacar belleza de este caos es virtud.”

—Gustavo Cerati, Deja vu

  

presión  

los presionistas

-sin el im-

les llama la atención

la oscuridad;

el juego

de las diferentes

degradaciones

sobre un cuerpo

                              solitario,

para saber

dónde dejar

una impresión

                            al amanecer.

 

cuatricromía

¿de qué color

será la luz?

los sueños disfrazados

de cuadrados

                         circulares

se enamoran

de la oscuridad,

le dejan saber

que es del sol;

ahora

hay soles oscuros

y lunas amarillas

que radían belleza

mientras el espíritu

de los muertos

vela

                       de noche.

 

fiera

las fieras cuestionan

el orgasmo

como

representación del amor:

rojo comunista,

negro capital;

pintan orgasmos

-desde sus mentes-

dejando una ventana abierta

con la disyuntiva

entre

si promueven el amor

o hacen la violencia

                           cromática.

 

collage

una mujer con guitarra

pide que la ame

como aman los renacentistas:

quería un amor

con una perspectiva lineal;

la gravedad

                        lineal

cuyo fin es acercarnos

a la muerte.

pero la mujer olvidó

que puedo amarla

de varias perspectivas

-a la vez-

es eso lo que

nos acerca a la vida.

 

Der brazer Reiter

(el jinete azul)

los presionistas

-sin el ex-

les corroe la atención

el crepúsculo;

en las noches negras

de Goya

y las muertes sin paga

del Greco,

los jinetes

van en busca de la

princesa;

para dejar de ser

azules

y convertirse en alemanes.

 

en masa

el lavamanos

es el dónde

de sus amoríos

                  absurdos

las puertas del baño

es el cómo

se besan

                  elementalmente,

se sitúan en el urinal

y repasan

la azarosa misión

de haber creído

en un amor

                  anarquista.

 

 

quebrantahuesos

(le-cadavre-exquis-le-vin-nouveau)

orgías baconianas

de orgasmos

acompañados de besos

en estupro.

Edipo -se- juega

a penetrar los sueños

                           de Segismundo.

el beso negro esboza

los deseos más carnales

                           del alma.

si el alma fuese mujer,

se llamaría Electra

y estaría más exquisita

que un cadáver.

 

 

bauhaus

35 personas diseñan

34 pequeñas camas

para hacer el amor

                           en grande

la persona sobrante

diseña una silla Barcelona

para sentarse

y eyacular

muchas maneras de amar.

los profesores enseñan

las posibilidades de una casa:

todas sus esquinas

funcionan

para hacer el amor. 

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Disociación poética

Raishmar Carrillo González
Departamento de Contabilidad
Facultad de Administración de Empresas

 

22 de abril, 2015
8:24 a.m.

Qué ricura estar conmigo misma, con mis ángeles y mis demonios, mis suspiros, mis pensamientos y mis instintos. Hecho a un lado la pluma de los (des)amores y la tinta de las demás responsabilidades emocionales. Me olvido del café, el de mi taza y el de sus ojos, y me invito a hacer lo que mejor hago: pensar. Entrecierro los ojos y veo puentes y montañas que reconozco con un gesto forzado. Mi vida nunca fue, ni es, ni será algo utópico, pero estos puentes y montañas son míos. Es como crear una obra abstracta y aunque mañana se difumine la tiza, pude llamarlo mío.

Mis parpados coinciden y el agradecimiento es infinito. Cuento bendiciones que usualmente no se cuentan. Anhelo mis penas, casi tanto como a mis alegrías. Soy pedacitos de sonrisas y tristezas que me regalan otros. Soy lo que sea, cuando quiera y eso es ser. 

 

--------------------

 

15 de julio, 2015
12:34 a.m.                     

Las estrellas se muerden entre ellas. Busco un alma materna que nunca existió. Mi piel ventila, no es rencor, no es tristeza, soy yo. Se deshilan los logros, las hormonas, las mentiras, las ausencias y las heridas que pensé estar sanas. Mis dedos alcohólicos de aquel abril que ahora sólo saben cómo merodear estáticos por el tiempo. Duermo sobre almohadas de cafeína, envuelta entre suspiros y alegrías que no son mías; entre verdades que exagero para sentir que vivo. Edito, rescribo y personifico. Soy esclava de libertad que otros tanto anhelan. ¿Eso es ser? 

 

-------------------

 

11 de septiembre, 2015
4:44 a.m.

Mis ansias objetan las siluetas en el cristal. Entre un completo vacío lo encuentro todo incoherente. Hay cuerpos, hay recuerdos, pero, ¿qué es ser?

 

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Nunca escaparás

Stephanie Merino Cruz
Escritura Creativa, Programa de Estudios Interdisciplinarios
Facultad de Humanidades

 

Corre, corre inocente niña.

Corre y escapa de la pesadilla.

Pesadilla en la que hoy vives,

pesadilla de la que deseas despertar,

pesadilla que te atrapa con la fuerza de las sombras.

 

Tonta e inocente niña;

tonta porque tienes esperanza de libertad,

inocente porque no le huiste a la ola de oscuridad.

Esa gigantesca ola que no te permitiría huir.

 

Ahora te crees fuerte por ver un rayito de luz,

pero me aseguré de apagarla y destruir.

Sí, destruí aquella luz.

Y ahora la pesadilla es mucho más fuerte.

 

Tonta e inocente niña.

Escapaste de la pesadilla.

Eres fuerte, pero yo siempre lo seré más.

Corre, corre, pero descuida que pronto te encontraré.

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Life by Living

Xaymara Díaz Rosado
Departamento de Psicología
Facultad de Ciencias Sociales

  

Watch, think, breathe…

Let even Death gaze as you sleep,

While the air gently weeps

The sweet scent of a new breed

 

As the golden silhouette appears

The ever awaited moment draws near

Nature will need to learn to sing

The aria of an unbridled whim

 

Watch, learn, evolve…

Open your eyes and look north

There you will find the resolve

The progress you need to go forth

 

And as the Ice eases over your skin

When the strings seize your limbs

Brandish the wings within

Free from corporeal proceedings

 

Dream, reflect, wake…

Let winds carry your spirit away

To lily ridden waters for your own sake

Lend love to the soul you wish to sway

 

And yet the Angel will say nevermore

With stories of pasts foretold

One kiss of heavens torn before

With flames and worlds to unfold

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Unheard, Unseen

Xaymara Díaz Rosado
Departamento de Psicología
Facultad de Ciencias Sociales

  

I move mountains,

I strike fires,

All under my skin

and still, they do not see.

 

I wage a storm in a cage,

I never asked for ice,

and the ground crumbles,

under the hate

a heart cannot contain,

and still!

 

Still they do not see...

still their blind eyes plead,

Give...

Give.

It’s your biological calling.

Nature’s materiality.

 

And so, still I fight, still I claw,

still I stir, and try to warm,

yet still my cawing and calling,

means nothing,

and yet my screams

find no ears,

and my rage,

finds no face,

in this home out of place.

 

 

So I wear a face,

a name,

to slide through my days,

unseen, unheard.

 

I produce,

echoes of laughter,

to mute the taste,

in this invisible cage.

and through the rage,

I wonder, if ever slain,

unheard, unseen,

is a corpse dying?

or is its meaning

lost for others living?

 

Yet still I live,

Where others like me are broken,

Still.

 

And still,

Still.

They do not see.

How sex can be a chain,

Gender our mortality,

Still, despite our riots,

Our hurting,

And trying,

Still, I live,

And still,

They do not see.

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Un sillón eternamente ocupado

Carlos E. Camacho Cabán
Departamento de Programa y Enseñanza, Educación Secundaria-Español
Facultad de Educación

 

12 de marzo de 2004

Medios de comunicación: el terror todavía se apodera de la estación del tren en Atocha. Hoy se vive de luto y el silencio domina las calles. No hay palabras para esta catástrofe. Todavía sigue la búsqueda de sobrevivientes.

 

7 de marzo de 2004 

La multitud de gente madrugadora toma el tren como todas las mañanas. Personas desconocidas; atracción descarrilada entre individuos misteriosos. Nadie habla de nosotros.

 

8 de marzo de 2004

Día internacional de la mujer. Hoy toman el tren enfocándose en la belleza femenina. Los hombres pasan desapercibidos. El tren no es lo mismo. Todos fingen una buena vida.

 

9 de marzo de 2004

En la mañana hay más turistas que residentes. Estoy lleno de mucha gente. Como siempre, tomo el tren hacia ninguna dirección. El partido político está a punto de ganar.

 

10 de marzo de 2004

El tren eternamente lleno. Solo hablan del Real Madrid en la final de la Liga de Campeones. España va rumbo a la perdición.

 

11 de marzo de 2004

Todos entran al vagón hablando del mismo tema. España, a punto de echarse a pérdida y nosotros a la destrucción. Niños, hombres, mujeres y vejestorios a bordo. Hoy se dirigen hacia la misma ruta que yo. Nos vamos de aquí. Mi pasaje es un pulsador.

 

El tren explosiona.

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Otra ruina

Jorge Antonio Sánchez Rivera
Departamento de Programas y Enseñanza, Español Secundaria
Facultad de Educación

  

No ser un hombre, ser la proyección del sueño de otro hombre
¡qué humillación incomparable, qué vértigo!
Jorge Luis Borges, «Las ruinas circulares»

 

El mago, luego de saberse inmortal por su condición onírica, regresó a todos los recintos circulares en busca del alma que sueña. Entre dédalos y desiertos, halló una infinita biblioteca, donde leyó sobre un caballero andante que soñó en la Cueva de Montesinos.

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

La representación mediática del cuerpo femenino en Daniela Astor y la caja negra: Iris Chacón y la caja azul celeste

Paula María Arribas Cintrón
Educación en Arte, Facultad de Educación
Historia del Arte, Facultad de Humanidades

  

Resumen

La escritora madrileña Marta Sanz en su libro Daniela Astor y la caja negra expone la relación entre realidad, representación y memoria corporal. El ensayo a continuación analiza esa interrelación que se produce entre la realidad corpórea y su representación mediática en el fenómeno cinematográfico conocido como el destape. Este fenómeno se da dentro de la época de transición española a partir de la muerte del dictador Francisco Franco en los años setenta. A través del análisis de la figura del destape español, María José Cantudo, se propone la figura de Iris Chacón como fenómeno mediático el cual responde a las transformaciones sociales y culturales suscitadas en la televisión de los años setenta en Puerto Rico.

Palabras claves: Marta Sanz, representación, cuerpo femenino, el “Destape”

 

Abstract

The Spanish writer Marta Sanz in her book Daniela Astor y la caja negra exposes the relationship between reality, representation and body memory. The essay below analyzes the interrelation that occur between the corporeal reality and its media representation in the cinematographic phenomenon known as the uncovering or destape. This phenomenon occurs within the Spanish transition period after the death of Dictator Francisco Franco in the 1970s. Through the analysis of the figure of the Spanish actress of the destape María José Cantudo, the figure of Iris Chacón is proposed as a media phenomenon which responds to the social and cultural transformations aroused on television in Puerto Rico in the 1970s.

Keywords: Marta Sanz, representation, feminine body, “el Destape

 

La España de la década de 1930 fue escenario de uno de los regímenes militares más longevos en la historia de las dictaduras. La conocida “era de Franco” se afianzó mediante la opresión política y económica, así como de un meticuloso control social y cultural de la vida social española, incluyendo todo tipo de medio de comunicación. El historiador español José Andrés-Gallego explica en su libro ¿Fascismo o Estado católico? Política, religión y censura en la España de Franco la censura de varias áreas de la sociedad tales como el arte, la música y los medios de comunicación, entre otras. La caída del franquismo provoca nuevos aires de apertura que pusieron de manifiesto aspectos artísticos y culturales del país, entre los que se destacó el cine. La época del destape fue un fenómeno cinematográfico que formó parte de la historia de la España contemporánea, circunscrito a una situación espacio temporal muy definida: un periodo que abarca de 10 a 15 años a partir de la muerte del general Franco en 1975, durante el cual, en España se realizaron múltiples experimentos dentro de varios subgéneros del cine como fanta-terror, comedia, cine social, arte y ensayo, y numerosas películas de alto contenido erótico. Entre varios de los actores y actrices identificados con el género del destape se encuentran Alfredo Landa, Nadiushka, María José Cantudo, Mariano Ozores y Andrés Pajares.

      El propósito de este ensayo es analizar la interrelación que pueda producirse entre el cuerpo femenino y su representación mediática en la época del destape a través del análisis de la Caja 2 sobre la figura de María José Cantudo propuesta por Marta Sanz en la novela Daniela Astor y la caja negra (2013). Además, tiene como objetivo proponer la figura de Iris Chacón como figura representativa de una caja negra la cual dialoga con las transformaciones sociales suscitadas en los años 70 en Puerto Rico.

      La escritora madrileña Marta Sanz reitera en su obra narrativa el deseo de no excluir de sus historias el valor documental, e incluso, de subrayar lo que tiene de reflejo de época o el interés por escrutar los elementos ocultos de las relaciones afectivas y familiares, enmascaradas a veces por un lenguaje engañoso o vacío que facilita la perduración de tabúes y tergiversaciones de la realidad propia. Daniela Astor y la caja negra describe la relación entre realidad y representación en el entorno de dos adolescentes llamadas Catalina y Angélica, en la España dictatorial. La novela es intervenida con datos reales registrados de escenas de televisión, periódicos y noticias que apuntan a situarnos históricamente dentro de la novela. De repente, personajes de la etapa del destape aparecen: Susana Estrada enseña un pecho mientras Enrique Tierno Galván le entrega el galardón concedido por un periódico. También, Amparo Muñoz es coronada Miss Universo y María José Cantudo protagoniza el primer desnudo del cine español. Asimismo Pepa Flores, mejor conocida como Marisol, aparece desnuda en la portada de Interviú y Bárbara Rey presenta un programa de variedades sentada en una silla.

      Es así como la novela Daniela Astor y la caja negra se puede leer como novela-documental que trabaja el cuerpo como identidad enumerando y trayendo a la memoria a las mujeres que protagonizaron el famoso destape español. Collado explica que a la autora le interesa evidenciar las relaciones que hay entre la representación mediática de los cuerpos con el condicionamiento que eso produce en la configuración de la identidad (195). Desde tiempos inmemoriales la identidad femenina y corporeidad han sido uno y Daniela Astor y la caja negra exige al lector una reflexión sobre la relación que esto ha tenido tanto como reflejo político como identitario. La estructura formal de los capítulos que componen la novela están divididos en varias partes que, a su vez, se caracterizan por su narrador; en primera persona a Catalina Griñán, una niña de 12 años cuyo tránsito de adolescencia es en la época del destape, que evoca desde el recuerdo del mismo personaje al acercarse a cierta edad, en un vaivén donde los puntos de vista narrativos de ambas etapas se entremezclan enriqueciéndose mutuamente:

A mis casi cincuenta años, no me puedo permitir un relato nebuloso de la niñez. Ésta es una historia sobre el adulto que todos los niños llevamos dentro y también sobre la niña que se ha quedado dentro de mí. (p. 173)  

Por un lado, se encuentra la tercera persona trabajada a través de las diferentes cajas negras. Frente a la primera persona, demarcadora de la subjetividad y ligada a un ritmo narrativo veloz, la tercera persona y la descripción pura de la “caja negra” busca la objetividad, el contar los hechos tal y como son o como los percibimos, esta vez de forma más pausada, reflexiva. Por el otro, la Caja 2 titulada Señoras, sitúa al reportero Jesús Laguna antes de una grabación ojeando un álbum de fotos donde sale una de las actrices del destape: María José Cantudo. Este capítulo narra muchos eventos que marcan la memoria de la televisión madrileña con relación a la vedette española.

     María José Cantudo, quien fuera parte de la generación del destape, fue una figura controversial y representante de la explotación mediática del cuerpo de la mujer para la época de transición del franquismo a la democracia. Cantudo inició su carrera cinematográfica en 1973 con las películas El espanto surge de la tumba y Autopsia, pero alcanzó su primer éxito a las órdenes de Jorge Grau en La trastienda (1976), donde protagonizó el primer desnudo integral femenino visto a través de un espejo del cine español. La artista protagonizó una de las aperturas más significativas de la transición: el cuerpo de la mujer representado como fetiche a la mirada masculina, poniendo así el cuerpo femenino como producto mercantil. En tiempos de la posdictadura, la representación del cuerpo de la mujer en los medios de comunicación masivos responde a la mirada pornográfica con base a una industria millonaria que supone un contrato entre la modelo y el voyeur en una relación mediada por las empresas especializadas. (Gubern 12) El mercado se apropia del cuerpo femenino y es ahí donde el recuerdo de Cantudo queda impregnado en la memoria colectiva de la época del destape.

        Las cajas negras propuestas por Marta Sanz funcionan como los televisores que sirven como medio de propaganda y de la (re)producción mercantilizada del cuerpo femenino en España. Entonces, partiendo de la caja negra de la vedette española María José Cantudo en Daniela Astor y la caja negra, se puede transcribir a la realidad sociocultural de Puerto Rico para los años 70. “Tú eres caramelo y chocolate, tú eres el papito de mi vida” es un estribillo de la canción “Caramelo y chocolate” que forma parte del repertorio que interpreta la figura Iris Chacón, conocida como “La vedette de América”, “La Chacón”, “The Caribbean Queen”, entre otros nombres para la cantante, actriz y vedette puertorriqueña. El fenómeno mediático conocido como Iris Chacón surgió en un momento de profundas transformaciones –o transiciones– sociales, políticas y económicas. El tiempo protagonizaba hechos como la integración de derechos civiles recientemente reconocidos en Estados Unidos; la revolución sexual desencadenada por el movimiento hippie; la lucha en contra del servicio militar obligatorio; la Guerra de Vietnam; una etapa de fuerte persecución a la izquierda política en Puerto Rico y el primer triunfo de un partido anexionista en la Isla, entre otros dramáticos cambios.

        La televisión en Puerto Rico enfrentó, posiblemente, una de sus batallas más duras para sobrevivir frente a los dueños del medio televisivo junto a las producciones enlatadas, millonarias y traducidas que llegaban de Estados Unidos, con personajes protagonistas novedosos para nuestra teleaudiencia. Pero la televisión puertorriqueña no se cruzó de brazos y reaccionó ante este reto desarrollando un cuerpo de producciones en las que refrescó las cartas ganadoras del pasado, según el gusto boricua, y que le aseguró el favor de la teleaudiencia abrumadoramente. Las telenovelas, los shows de variedades y las comedias de sketches, junto a las películas estadounidenses dobladas al español –en sustitución de las mexicanas y argentinas de sus épocas de oro– lograron la supervivencia televisiva de finales de la década de 1960 y en la de 1970. ¿Quién pudo haberse convertido en punto focal de la mirada pornográfica puertorriqueña? “¡Y de culan, yo sí sé!” Ese famoso anuncio de Amalie Coolant donde ‘La Chacón’ se muestra como la persona que más sabe de aceites para carros mientras modela un bodysuit que remarca todo su exuberante cuerpo.

      Es ese juego entre realidad y representación que se propone en Daniela Astor y la caja negra y la construcción mediática de la vedette de Puerto Rico donde se evidencia que, dentro del marco histórico de épocas transitorias o de destapes, el cuerpo femenino es el más explotado por los medios o como en otros casos, censurado. La caja azul celeste alude a la caja de la televisión puertorriqueña dentro de la transición del coloniaje de Puerto Rico a pesar de ser un Estado Libre Asociado y que la izquierda en Puerto Rico, en medio de la persecución en los años 70, asume como postura el color azul celeste para la bandera puertorriqueña. Ante esto, la mirada pornográfica se enfoca hacia el cuerpo del otro y es así donde se construye la imagen de figuras, no tan solo Cantudo ni la Chacón, para satisfacer al hombre bajo la sociedad del patriarcado. Cantudo y Chacón satisficieron necesidades impuestas socioculturalmente, pero también rompieron con tabúes y paradigmas de una sociedad censurada y, por ende, muy conservadora. María José Cantudo puso a temblar a España, pero Iris Chacón puso a sudar a América.

  

Bibliografía

 

Collado, Rocío. El destape del cartel de cine español. España: Revista Icono 14, 2011. Impreso.

Gallego, José A. ¿Fascismo o Estado católico? Política, religión y censura en la España de Franco, 1937-1941. España: Editorial Encuentro, 1997. Impreso

Gubern, Román. La imagen pornográfica y otras perversiones ópticas. Barcelona: Editorial Anagrama, 2005. Impreso

Rivera, José. Iris Chacón, Sexualidad y Virtuosismo: Una interpretación. Puerto Rico: Revista Diálogo UPR, 2015. Digital http://dialogoupr.com/iris-chacon-sexualidad-y-virtuosismo-una-interpretacion/

Sanz, Marta. Daniela Astor y la caja negra. Barcelona. Editorial Anagrama, 2013. Impreso

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Acetona

Noelia Loiz Cruz
Janilka Romero Serrano
Departamento de Estudios Hispánicos
Departamento de Drama
Facultad de Humanidades

 

Personajes: Inés; Pérez

 

En un salón de belleza, Inés está acomodando su mesa de trabajo. Canta mientras acomoda las cosas. Sale a buscar sus materiales. Entra Pérez. Observa el lugar. Encuentra un cuadro con una foto de ambas. Entra Inés.

 

Inés - ¡Muchacha!

Pérez - (Enseñando el retrato) Todavía tienes esta foto aquí.

Inés - Claro, ¿cómo no? Siempre hay que recordar los buenos momentos con buenas personas.

Pérez - (Incómoda) Sí. ¿Hace cuánto ya de esto?

Inés - Válgame, deben haber pasado ya como tres años.

Pérez - ¿Tanto? Parece que fue ayer.

Inés - Tienes razón, el tiempo pasa a las millas. (Silencio. Pérez la mira con tristeza.) Pero cuéntame, ¿cómo tú estás?

Pérez - Todo bien; trabajando, como siempre.

Inés - Parece que has trabajado mucho porque llevas tiempo sin pasar por aquí.

Pérez - Y por eso tengo las manos y las uñas hechas un asco.

Inés - (Le mira las manos) Sí, son un desastre pero de eso me encargo yo.

Pérez - Por eso siempre vuelvo aquí. Eres la mejor en esto.

Inés - Siéntate. ¿Qué te vas a hacer? ¿Lo de siempre?

Pérez - No, ya los french me cansan. Quiero un shellac. Está bien a la moda, además de que se ve bien chulo.

Inés - ¡Chulísimo! Todas las mujeres han venido pidiendo lo mismo; ya las uñas acrílicas no venden.

Pérez - ¿No? Pensé que las acrílicas tenían su público.

Inés - Todavía viene una que otra pidiéndolo, pero no es la mayoría.

Pérez - Y eso, ¿te afecta mucho el negocio?

Inés - Más o menos. Las acrílicas son más caras, pero el shellac se está moviendo bien. ¿Qué color quieres?

Pérez - Rojo

Inés - Pasión. Esto de que la economía está mala nos está afectando a todos porque la gente está cortando los lujos y las uñas no son una necesidad. Aunque para mí sí, pero bueno, estamos en pie de lucha.

 

Inés va a comenzar a pintarle las uñas. 

 

Pérez - Ay no…, ¿tú crees que tengas un azul?

Inés - ¿Oscuro o claro?

Pérez - Oscuro, como la profundidad del mar.

Inés - O como cuando cae la noche.

 

Un silencio largo. Inés le pinta las uñas a Pérez.

 

Inés - Oye, y…, ¿en qué quedó lo de tu esposo? ¿Todavía siguen juntos?

Pérez - Todavía. (Silencio)

Inés - Si no quieres hablar de eso, ni importa.

Pérez - No tranquila, es que a veces pienso en qué dirá la gente.

Inés - Pero, ¿todo está bien?

Pérez - Vamos mejorando…, estamos yendo a terapia de pareja.

Inés - Bueno, pero eso no está mal. La gente lo critica siempre, pero si tú crees que va a ayudarlos en su relación, continúen.

Pérez - Sí… (Silencio), es que yo siento que lo amo, pero no se si esto valga la pena.

Inés - Hay que saber aprovechar el tiempo ahora porque el día que no esté…, uno nunca sabe las vueltas que da la vida.

Pérez - Tienes razón, pero ya no quiero abrumarte con mis problemas. ¿De qué parte de la República es que tú eres?

Inés - Del Cibao, Puerto Plata.

Pérez - ¿Tú sabes que yo viví un tiempo en Cabarete?

Inés - ¿Tú me estás hablando en serio?

Pérez - Sí, pero fueron como dos meses.

Inés - Ay… yo extraño mucho mi país.

Pérez - ¿Tú has regresado?

Inés - Mi situación es difícil.

 

Silencio

 

Pérez - ¿Viniste hace mucho tiempo?

Inés - No, no tanto.

 

Silencio

 

Pérez - ¿Viniste sola, con tu esposo o tus hijos?

Inés - Yo cuando vine por primera vez, vine con mi esposo, pero después nos regresamos.

Pérez - Ah.

 

Silencio

 

Inés - Ya después se complicó la cosa.

Pérez -  ¿Cómo así?

Inés - No teníamos papeles.

Pérez - ¿Y cómo llegaste aquí?

Inés - Bueno, después de trabajar muy fuerte por varios meses, conseguimos el dinero para pagarle al dueño del bote. Cuando vimos el montón de gente y las condiciones del bote fuimos muchos los que queríamos regresar, pero no nos daban el dinero de vuelta. No teníamos opción.

-Las olas eran cada vez más grandes y el agua terminó por meterse en el bote. Recuerdo el agua fría entrando por mis zapatos. Tuvimos que tirar todas nuestras pertenencias porque el agua que entraba y la muchedumbre eran mucha carga para el pedazo de madera que nos sostenía. A veces siento que escucho los gritos de aquella noche… (Pausa)

-  Mi esposo y yo fuimos los últimos en salir del bote. Nadamos, nadamos y nadamos y luego de varias horas mi esposo se me acerca y me dice que estaba muy cansado y que prefería flotar y descansar. Estaba tan oscuro que no podíamos ver, las olas eran enormes…, cada vez lo escuchaba más lejos de mí…

 

(Se le derrama el esmalte color azul con el que trabajaba y un frasco de acetona cae al suelo.)

 

-¡Ay! ¡Qué vaina! Perdón.

 

Inés trata de recoger la botella en el suelo, pero se derrama más. La toalla encima de la mesa se pinta color azul. El líquido llega a derramarse en la ropa de Pérez. El fuerte olor de la acetona impregna el lugar.

 

Inés - Perdóname, perdóname.

Pérez - No te preocupes.

Inés - Soy una tonta. Déjame limpiarte y te termino las uñas.

Pérez - Tranquila, no hay prisa.

 

Inés va al baño, suena el teléfono de Pérez.

 

Pérez

- Pérez. (Pausa)

-  Lo sé, necesito más tiempo. (Pausa)

- Acaba de entrar al baño. (Pausa)

- Debemos esperar un poco más, señor. (Pausa)

-  Entiendo. Pero este caso es diferente. (Pausa)

-  Yo dejé saber desde el principio que no quería trabajar este caso. (Pausa)

-  No me siento cómoda, usted sabe que no estoy de acuerdo. (Pausa)

-  No es una criminal. No tiene documentos, pero no ha cometido ningún crimen. (Pausa)

-  Pero señor… (Pausa)

-  Usted no entiende... (Pausa)

-  La conozco hace mucho tiempo. (Pausa)

-  ¿Despedirme? Si supiera por lo que ella ha pasado, no pondría en juego mi trabajo. (Pausa)

-  No tiene que recordármelo, eso ya pasó hace mucho tiempo y pagué las consecuencias. (Pausa) Sí, señor. (Pausa)

-  Mi trabajo es hacer cumplir la ley. (Pausa)

-  Entendido. Estamos listos.

 

Hace señal de “prevenido” a los agentes que esperan fuera del salón. Inés entra.

 

Inés - Discúlpame muchacha. Ahora sí que nos asfixiaremos con esta peste a acetona.

 

Pérez se levanta de la silla y toma del brazo a Inés, mientras saca las esposas.

 

Pérez

-  Queda usted arrestada.

-  Tiene el derecho a guardar silencio. Cualquier cosa que diga puede y será usada en su contra en un tribunal de justicia.

-  Tiene el derecho de hablar con un abogado. Si no puede pagar un abogado, se le asignará uno de oficio.

-  ¿Le ha quedado claro los derechos previamente mencionados?

Inés -  Confié en ti.

Pérez - ¿Le han quedado claro los derechos previamente mencionados?

Inés -  Sí.

 

Pérez esposa a Inés y se la lleva arrestada.

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Enigma (Composición Fotográfica)

Amalia Avilés Lugo
Programa de Estudios Interdisciplinarios
Facultad de Humanidades

Descripción

La pieza Enigma intriga al ojo ante la unidad de dos espacios hermanados en apariencia surreal. Se trata de una ilusión óptica provocada por la pasividad del agua en juego con los colores del nublado atardecer contrapuestos con las vías del tren que hay en el suelo próximo. Destaca el carácter lúdico de las líneas que sacan al espectador del marco de la imagen. Estas mismas líneas sugieren movimiento en las vías del tren, mientras que el volumen de las nubes mantiene al espectador inmerso en el enigma.

 

Descripción de las técnicas empleadas

Esta fotografía de paisaje se logró instantáneamente con una cámara digital. Se buscó una composición basada en la regla de tercios. Únicamente se empleó la iluminación natural que favoreció la atmósfera turbia del encuadre. La imagen fue editada en cuanto a ajustes de color y grano. La foto fue tomada de camino en tren en la cercanía de Derry, Irlanda del Norte, a orillas del Río Foyle.

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

La Dama de Naipes (Dibujo en lápiz de grafito sobre carbón; 38” x 28”)

William Acevedo Meléndez
Programa de Historia del Arte, Departamento de Bellas Artes
Facultad de Humanidades

  

 
 

Descripción de la pieza 

Creación artística en la que el juego es el elemento unificador de cada una de sus partes con el objetivo de crear una composición dinámica, fantástica y llena de misterio. Para ello, se incorporaron al dibujo objetos de uso cotidiano y elementos naturales, tales como frutas y plantas con el propósito de invitar al espectador a participar de la jugada de naipes de la dama que tiene sus ojos cerrados porque, simbólicamente hablando, es la intermediaria entre el mundo conocido y el que estamos por conocer a través de su lectura. Por esa razón, ella se sitúa delante de un cortinaje que dramatiza la teatralidad de su intervención mediúmnica.

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Dans les Chutes

Rafael Alberto Reyes Burgos
Departamento de Música
Facultad de Humanidades

Compuse la pieza Dans les Chutes como requisito para el curso MUSI 4251 Introducción a la Composición I. Como método de inspiración se nos asignó asistir a la exposición del pintor puertorriqueño Jaime Romano llamada Introspección en el museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico (sector de Santurce, en San Juan de Puerto Rico) y elegir una pieza que nos dijera algo y transcribirlo a música.  La pieza que yo elegí se titula Devenir de silencios 7.  Al principio me atrajeron los cuatro cuadrados perfectamente alineados sobre una nube de colores que parece entrar y salir de los mismos cuadros.  Luego, en una conferencia que ofreció el pintor junto a la Dra. Nora Elsa Ponte Cobo (Música, UPR RP), éste explicó la historia detrás de la pieza Devenir de Silencios 7.  En ella abundó como la pieza recoge su manera de ver y representar las Cataratas del Niágara (de aquí surge el nombre). Abundó además, que él interpreta la caída del agua a manera de bloques y no de una manera fluida. Instantáneamente me vinieron a la mente una serie de procedimientos y elementos musicales referentes a los movimientos del agua. 

      Temprano en el curso se nos explicó que los compositores contemporáneos no utilizaban ya el sistema tonal para componer si no que el compositor se armaba un sistema propio. Esto me condujo a un dilema; nunca había escuchado música que no utilizara el sistema tonal. Así que luego de haber escuchado ejemplos a través del semestre y analizar piezas y los sistemas que utilizaban los compositores, procedí, entonces, a estudiar una paleta de sonidos que supuse podía utilizar. Así, terminé eligiendo la escala octatónica que es una escala de ocho sonidos distintos. Esos ocho sonidos los dividí por la mitad, enfatizando cuatro de ellos en la mano derecha y los otros en la mano izquierda de la partidura, pero esto luego cambió como resultado del flujo de la música. Y de esta manera comenzó la composición de Dans les Chutes.        

      Utilicé para la composición el numero “4” basándome en los cuadrados, para entre otras cosas, incorporar tres componentes: (1) la métrica de “4” tiempos (2) un cambio de ritmo en el 4to tiempo (3) “4” notas fijas en cada mano en el “tema” principal.

        La pieza se divide en cinco secciones. En la primera sección (A), lo que hice fue tomar la idea del agua cayendo de las Cataratas del Niágara y lo representé utilizando el mismo giro varias veces pero que gradualmente fueran cambiando las alturas del registro agudo a uno más grave. Luego tomé la imagen de la nube de colores que representaba la nube de agua que se forma en una catarata y la traduje musicalmente a pasajes en arpegios descendentes y ascendentes utilizando a la misma vez el pedal derecho del piano para mezclar las armonías y que para crear una nube de sonido. Lo mismo lo utilicé con los acordes. De esta manera completo la primera sección.

     Las próximas secciones de la composición no son otra cosa que elementos alargados extraídos de la primera sección. En la segunda sección (B) dominan los acordes con pedal volviendo a la imagen de la nube.  La tercera sección (C) es una ampliación del 4 tiempo con ritmo distinto que aparecía en la sección A. Ahora ese patrón rítmico va a predominar por bastante tiempo con diferencias en dinámica.  En estas secciones utilicé lo que se llama registración fija que no es otra cosa que tocar una nota, desarrollar un material musical pero siempre volver a la misma nota en el mismo registro. Lo utilicé mayormente en el bajo (debajo del pentagrama en clave de fa) y en el agudo (sobre el pentagrama en la clave de sol). La nota es un “Sol#”. Al final de esta sección (C) entran nuevamente los acordes en una nueva sección (B’), esta vez con la escala octatónica en el bajo. La ultima sección (A’) es una variación de la primera sección. Aquí se encuentran nuevamente todos los elementos mezclados. Sin embargo, se interrumpen entre si constantemente especialmente, en los acordes. 

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .

Enrique VIII: símbolo de una nueva generación (1509-1547)

Angelizza M. Saavedra Román
Departamento de Historia (Historia de Europa)
Facultad de Humanidades

 

Resumen

El presente artículo se enfoca en el estudio de la importante figura del rey inglés, Enrique VIII (1491-1547), interpretada como símbolo para una emergente generación de monarcas europeos quienes retaron la autoridad del Papa. Considerado como el primer patrón quien desnaturaliza el reino inglés de Roma, como el eje supremo de la tradición cristiana occidental, y subordina a la Iglesia como la religión oficial de Inglaterra sometida a la Corona. Tal acción produjo una variedad de símbolos que bien sirven como una crónica de una figura de autoridad y poder absoluto. La tradición pictórica de la pintura de retrato de la figura de Enrique VIII sirve como una narrativa de imágenes que hablan sobre el ascenso y consolidación del poder político de esta figura. La metodología de este trabajo se enfoca en los debates historiográficos para darnos una cercanía sobre los hechos históricos y la representación simbológica plasmada en las imágenes de este monarca. Escogí ciertas imágenes específicamente para poder interpretar la simbología en la trayectoria de Enrique VIII desde el principio de su reinado, pasando por el convulso periodo de la Reforma Protestante y termino en los últimos días este monarca absolutista.

Palabras claves: Enrique VIII de Tudor, retrato pictórico, símbolos, absolutismo inglés

 

Abstract

This article focuses on the study of the important figure of the English king, Henry VIII (1491-1547), by approaching it as a symbol for an emerging generation of European absolute monarchs who challenged the hegemony of the Pope. He is considered the first patron who denatures Rome as the supreme axis of the Western Christian tradition by subordinating the Church as the official religion of England within the realm of the Crown. Such action produced a variety of pictorial symbols that can be viewed as demonstrative of Henry VIII’s growing authority and absolute power. Through an interpretative analysis of the portrait figure of Henry VIII, it is possible to develop a narrative of images depicting the rise and consolidation of his political power. This paper chosen methodology emphasizes known biographical and historical debates concerning symbolic representations embodied in the images of this monarch. Specific portrait images were chosen due to their known historical value as chronicle to Henry VIII’s political trajectory and symbolism surrounding the period beginning with his early days as King of England, the changing times of the Protestant Reformation, and the very last days of his reign as England foremost first absolute monarch.

Keywords: Henry VIII Tudor, portrait painting, symbols, English absolutism

 

Introducción

Este trabajo presenta la figura del famoso monarca inglés Enrique VIII (1491-1547) conocido comúnmente por la cantidad de matrimonios que tuvo y el castigo de muerte a dos de sus esposas, su excomulgación de la Iglesia Católica Romana, la cantidad de muertes que hubo tras no aceptar el juramento de obediencia de la Reforma y la transformación de la Inglaterra católica (tradicional) (Bernard, 2013: 18-24) a una Inglaterra protestante (moderna). (Rex, 2006:138-142) Por ende, se presenta una problematización, por la cual se le ha atribuido una reputación negativa con una perspectiva desagradable e infame. Por esta razón se presentará la importancia de Enrique VIII como simbología de autoridad y poder absoluto, una figura moderna y símbolo vanguardista. Diferentes historiadores han investigado estos aspectos en los cuales algunos presentan opiniones similares y en otros, temas debatibles. Se presentarán las imágenes pictóricas del rey, cuyo propósito nos ayuda a descubrir la simbología que caracteriza marcadamente la trayectoria de este monarca en su reino.

 

Metodología: la pintura retrato como documento historiográfico 

La pintura retrato, también conocida como retrato pictórico, es un género en las Artes Plásticas, específicamente, la pintura, que tiene como su principal objetivo recoger la apariencia y representación visual de una figura utilizando para ello, diferentes técnicas de trazo, mezcla de pinturas, medios sobre el que se aplica el trazo y, por supuesto, modalidades cuyo referente es el contexto histórico cultural, ideológico, político y económico cuando se realizó la pieza. (Beyer, 2003: 17-20) Contrario a lo que popularmente se piensa, el retrato pictórico no es una tradición exclusivamente europea. Diferentes culturas en la antigüedad hasta el pasado reciente, tienen tradiciones pictográficas para la representación de la apariencia de personas, inclusive, de animales y hasta de objetos no-animados. (2003: 33-35; 213-220) Tal es el caso, de China, India, Irán y las antigüedades del suroeste asiático, y a lo largo de ambos litorales del Mediterráneo, sólo para mencionar algunos ejemplos. (2003: 15-16)

         Históricamente y sobre todo desde finales de la Edad Media, a lo largo del Renacimiento, de la Ilustración y el Romanticismo europeo, la tendencia ha sido la pictografía representativa de figuras poderosas, gobernantes y patrones acaudalados. No obstante, en el siglo XIX emerge un interés por plasmar sobre el lienzo representaciones de figuras y el contexto de sus vidas cotidianas, bien fueran éstas urbanas, burguesas, proletarias o campesinas.

         La pintura retrato de la figura de Enrique VIII constituye toda una tradición en la pintura del periodo del Renacimiento inglés a lo largo del siglo XVI y posterior a su reinado. (Cooper, 2012: 44-61) Son varias las tradiciones y artistas que, bajo la tutela de la dinastía de Tudor, pintaron en un lienzo una cuidadosa representación de la apariencia de Enrique VIII. (Llull, 2012) Este tipo de retratismo no es un trazado neutral de la figura del monarca, sino una planificada y controlada pincelada de trazos, grabado, selección de un medio o tabla para la pintura, técnicas de dibujo, técnicas de mezcla de pinturas, juego de luces y escenificación. Precisamente porque no es una fotografía neutral del rey, cada una de las piezas que hoy se conservan recogen un mensaje y una narrativa, haciendo de la pieza un símbolo (o recolección de símbolos) que se pueden leer a tenor con el contexto histórico político y cultural en y para el que se produjo la pieza.

         A esos efectos, decidí1 escoger las pinturas retratos como interpretación simbólica en la trayectoria de dicho monarca en su reinado, debido que es un elemento importante en la investigación que nos brinda una cercanía en la figura de Enrique VIII. Es significativo para el análisis historiográfico, poder recorrer en la vida del monarca y su camino en su debate interno religioso, observar en las imágenes una perspectiva política en un contexto cultural por la cual se puede interpretar su diferencia simbólica en su reinado. Cada imagen del monarca es diferente, no tan solo por la representación de ser un joven monarca católico a ser un monarca protestante, sino, por la diversidad simbológica que contiene cada imagen. La investigación con las pinturas retrato consiste en la búsqueda del poder y autoridad absoluto que Enrique VIII siempre conservó, aun cuando era un monarca católico. Mediante las imágenes busco encontrar cómo este monarca era una figura modernista y un personaje que estaba dispuesto a romper con la tradición religiosa de la Iglesia Católica, como una figura vanguardista en su época. Por esta razón utilizo como herramienta las pinturas retratos, debido que se observa el cambio simbológico que mantenía en cada retrato en sus años como monarca.

 

Historiografía biográfica de Enrique VIII

La Casa de Tudor implementó una modalidad absolutista de la autoridad monárquica revestida de modernidad en el ámbito de la administración pública e iniciativas económicas en Inglaterra. Comenzando por la Guerra de las Rosas, liderada por Enrique Tudor, padre de Enrique VIII, primer monarca de la dinastía Tudor y luego conocido como el rey Enrique VII. Enrique Tudor provenía de la Casa de Lancaster, su emblema era una rosa roja. Él mismo había batallado arduamente por el control de la sucesión al trono con la Casa de York, cuyo emblema era una rosa blanca. Esto trajo un cambio de emblemas entre las rosas debido a la victoria de la Casa de Lancaster. La rosa, ya convertida en una rosa bicolor, representaba una unión y alianza entre estas Casas Reales. Esta es la primera simbología que los Tudor hicieron, donde la rosa representa el misticismo del corazón, el centro y la rueda cósmica, y también el amor sagrado, romántico y sensual (Tresidder, 1999: 205). La rosa blanca, específicamente, es la insignia de la inocencia, pureza y virginidad. La rosa roja, por otra parte, simboliza la pasión, el deseo y la belleza voluptuosa (Tresidder, 1999: 205). Esto me da entender que la rosa de la Casa Lancaster simbólicamente representa un contraste en el futuro reinado de Enrique VIII debido a que sus acciones no se complementan con la simbología de la rosa roja y blanca que su padre había formado.  

        De acuerdo a Michael Hicks (2012: 24-33), el rey Ricardo III, proveniente de la Casa de York (1483-1485) y enemigo de Enrique Tudor, era un hombre virtuoso y de realeza virtuosa. Sin embargo, para Hicks era una señal de debilidad, debido que no era capaz de manejar los asuntos del gobierno y, a consecuencia de esta debilidad, había una crisis económica en el reino, lo cual lo hacía cada vez más impopular (2012: 9-17). Esto fue la causa de la Guerra de las Rosas. Al culminar la guerra con la muerte en combate de Ricardo III, Enrique Tudor pasa a convertirse en el nuevo monarca, Enrique VII. Según Hicks, la impopularidad del monarca vencido fue el impulso para agradar la figura del nuevo rey. Otro factor para la impopularidad de Ricardo III era la crisis económica que sufría el reino debido a los impuestos por la guerra, lo que ocasionaba descontento en el pueblo. En su contraparte, el ascenso al poder de la dinastía Tudor trajo consigo un considerable avance económico como resultado de una serie de reformas y medidas económicas orientadas a modificar el comercio, la navegación, la tenencia de tierras y la manufactura de bienes en las ciudades. También significó la consolidación y centralización del estado inglés en una sola corona, así como el control de ésta sobre el territorio de Gales. (Hicks, 2012:82-98) Así, se puede argumentar que la Casa de Tudor constituyó un momento clave para un cambio radical en la producción de símbolos asociados con el emergente poder inglés.

         Arturo, hijo de Enrique VII y casado con Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos de España, fue el sucesor a la Corona. Pero el monarca murió al poco tiempo de su reinado. Su hermano Enrique se convirtió en el nuevo rey de Inglaterra y se casó con su cuñada Catalina para seguir manteniendo la alianza con España (Crofton, 2006: 128-134). Así comienza la saga de matrimonios de Enrique VIII, con un total de seis esposas y en el cual dos de ellas fueron castigadas con la muerte. Entre estas se distingue su segunda esposa, Ana Bolena. Su matrimonio con el rey, marcó un cambio radical en Inglaterra, siendo un peón en la ruptura con la Iglesia Católica Romana y trayendo un escándalo para toda la Europa del siglo XVI, como fue el divorcio entre Enrique VIII y su primera esposa, provocando guerra, muertes y la excomulgación del rey. Ana Bolena también fue la primera en enfrentar la muerte por decapitación ordenada por su esposo, debido a rumores de infidelidad.

     Geoffrey Moorhouse (2003: 94-120), por otra parte argumenta que Enrique VIII no era un fuerte creyente en la religión católica, era más supersticioso que espiritual, se inclinaba más a los estudios teológicos que a sus propias costumbres religiosas. El argumento de Moorhouse presenta un tema debatible y una laguna en la creencia religiosa del monarca. He llegado a esta conclusión debido a que el monarca, al haber leído los ataques de las indulgencias de Martín Lutero en 1519, publica el tratado teológico La Defensa de los Siete Sacramentos donde exponía la defensa de la supremacía Papal. Por esta acción, el Papa Leo X le otorgó al rey el título de “Fidei Defensor”, Defensor de la Fe (Moorhouse, 2003: 17-18). Según el historiador británico decimonónico J. Mainwaring Brown, el título “Defensor de la Fe” posee varios símbolos historiográficos entre los que se cuentan: 1) la concesión de este título por la defensa literaria que utilizó en contra de los ataques de Lutero; 2) al separarse de la Iglesia Católica como consecuencia de su divorcio de Catalina de Aragón y subsecuentemente, el matrimonio con su amante Ana Bolena. (2006: 130-131) De esta manera, Enrique VIII se convirtió en un católico rebelde, habiéndose autoproclamado como la cabeza de su propia iglesia. Por último, la Reforma quedó legitimada e institucionalizada en Inglaterra en la propia corona y personificada en Enrique VIII. De esta manera, su título tiene un nuevo significado en la cual defiende su nueva creencia, el protestantismo (Brown, 1880: 243, Rex, 2006: 110-116).

 

Enrique VIII ante la Reforma Protestante

La Inglaterra de 1534 es escenario de una álgida actividad política que tendrá grandes consecuencias demográficas, culturales y económicas. (Davies, 1997: 177-195) La causa de este escenario se sitúa en el divorcio entre Inglaterra y la Iglesia Católica Romana, junto a la excomulgación del monarca y la implementación de una creencia religiosa diferente. Esto trajo un impacto cultural en los ingleses de este tiempo debido a la erradicación de la religión católica (Bernard, 2005: 225-243). El saqueo y la destrucción de los monasterios junto a la eliminación de las imágenes religiosas fue un duro golpe a la sociedad ya que sus costumbres religiosas fueron cambiadas forzosamente y, a su vez, esta acción enriqueció la Corona. Esto significaba la supresión de siglos de tradiciones religiosas y culturales. Aquellos que hicieron resistencia al cambio fueron castigados con la muerte, por esta razón surgió el movimiento La Peregrinación de Gracia. (Moorhouse, 2003: 94-120) El objetivo principal de este grupo era la restauración institucional y religiosa de la Iglesia Católica en Inglaterra. Inevitablemente, esta gestión reaccionaria condujo a muchas muertes.

       La Inglaterra de mediados del siglo XVI, claramente enmarcada en un movimiento renacentista, se levantó como un reinado distinto, moderno, cuyas acciones radicales para su época, no tuvieron comparación en la Europa de ese siglo. El aparato gubernamental absolutista se vio adicionalmente fortalecido por una mayor injerencia del Parlamento en asuntos de gobierno y planificación económica. Este fue un arreglo político que rompió con los esquemas ideológicos y las instituciones monárquicas conocidas en la Europa del siglo XVI. (1997: 181-185) Estos cambios en el reino, tras haber impactado y afectado a la sociedad, llevó a Enrique VIII a ser una figura simbólica de modernidad con poder absoluto y autoridad. (Rex, 2006: 185-196) 

     G.W. Bernard señala que la revolución social, política, cultural y económica, trajo un cambio político en Inglaterra como resultado de que Enrique VIII se convirtió en el nuevo Papa de su iglesia, la cabeza suprema de Inglaterra. Como tal, ya no necesitaba de la legitimidad conferida por el papado de la Iglesia Católica Romana. Él era la propia autoridad (Bernard, 2005: 247). Al Inglaterra divorciarse de la Iglesia Católica, se convirtió en un reino aislado, pues todos los reinos que le rodeaban eran católicos. Aquellas personas que no estuvieron de acuerdo con los nuevos cambios en Inglaterra fueron automáticamente ejecutadas. Sin embargo, para evadir la ejecución cada persona debía someterse a un juramento de obediencia, en el cual juraba ser leal a la nueva religión protestante y rechazar las costumbres y creencias católicas (Hoyle, 1995: 287-230). El efecto de este abrupto suceso afectó al pueblo inglés trayendo incertidumbre, intrigas y tragedias en el pueblo y los más allegados a su corte.

 

Estudio interpretativo de los retratos 

La primera pieza (Figura #1, p. 7), fue realizada para el año 1520. Ésta ilustra a un Enrique VIII joven y confiado, como un monarca católico. La mirada tiene una dirección hacia la derecha, no está dirigida en la dirección del pintor. Se aprecia la mirada de un hombre tímido y reflexivo. En el cuadro se puede observar que el monarca lleva dos anillos. La semántica simbólica de un anillo, por lo general sugiere la existencia de un compromiso o unión, también está asociado con la cadena, es decir, estar sujeto a una persona, institución o algo que lo mantenga atado (Cirlot, 1962: 273).

 
Figura #1: Enrique VIII. Artista desconocido. 1520. National Portrait Gallery, Londres.

Figura #1: Enrique VIII. Artista desconocido. 1520. National Portrait Gallery, Londres.

 

        Por la cantidad de anillos que posee, me da a entender sobre la futura unión de su nuevo dogma religioso y los matrimonios a seguir. Su mano izquierda con los anillos, toca el dedo meñique en su mano derecha, puede simbolizar la reunión de la Corona e Iglesia bajo su autoridad. Otra hipótesis sería que está jugando con el anillo, reflejando un pensamiento misterioso sobre la cuestión religiosa de su reino. Posee una barba, esta última simboliza la soberanía y el valor (Tresidder, 1999: 34). En las siguientes imágenes se ve presente su barba, representando en todo momento su soberanía en el reino y el valor por mantenerlo. En su cuello lleva un collar, cuyo significado es la representación de la unión y sujeción. Los ornamentos y orfebrería en su atuendo, incluyendo el cuello, son símbolos del nivel social que claramente ocupaba. (Tresidder, 1999: 63). 

 
Figura #2: Enrique VIII de Joos Van Cleve. 1535. Hampton Court Palace, Royale Collection

Figura #2: Enrique VIII de Joos Van Cleve. 1535. Hampton Court Palace, Royale Collection

 

      El segundo retrato seleccionado es una pintura realizada en el 1535 por el pintor flamenco Joos van Cleve (también, Cleef; 1485-1541). La pintura fue concebida durante la efervescencia de la reforma religiosa implementada. Ésta muestra al monarca abriendo un rollo de papel escrito. El rollo de papel simboliza el aprendizaje, la educación y la ley (O’Connell, 2005: 241). Mi interpretación sobre el rollo escrito que sujeta, es la representación de las nuevas normas para su nueva Iglesia en Inglaterra. En cada mano lleva un anillo, que suman dos, cómo he mencionado, esto representa unión, pero esta vez esa unión es con la Iglesia que él encabeza. Posee la misma barba, por lo que simboliza su valor y soberanía. Su vestimenta sobresale más que la primera imagen, su rostro refleja una mirada fija, un semblante recio y una firmeza como símbolo de autoridad y poder absoluto. La lectura de Brown (Brown, 1880: 243) menciona el título “Defensor de la Fe” otorgado a Enrique VIII, esto me da a entender que al momento del divorcio entre el rey y la Iglesia Católica Romana su título manifiesta la supremacía en su religión, debido a que el monarca era la cabeza de su propia iglesia y, por último, este título lo ayudaba debido a que defendía su creencia protestante. 

 
Figura #3: Enrique VIII de Hans Holbein. 1536. Thyssen-Bornemisza Museum.

Figura #3: Enrique VIII de Hans Holbein. 1536. Thyssen-Bornemisza Museum.

 

        En esta tercera imagen, realizada en el 1536, refleja el incremento económico ya que su atuendo muestra más joyas que las imágenes anteriores. Simbólicamente las joyas son emblemas de sabiduría, poder y valor (Tresidder, 1999: 130-131). Es una clara representación de lo que estaba pasando en Inglaterra junto a la presentación de la figura del monarca. Mediante su vestimenta se puede interpretar el auge económico y lo que este simbolizaba en su reino (el poder absoluto y autoridad). Mantiene presente su barba y el collar. El rey refleja la elegancia y su rostro proyecta una imagen de seguridad y autoridad. 

 
Figura #4: Eworth, Hans. (1545). Enrique VIII. [Imagen]. Exhibida en Walker Art Gallery. 

Figura #4: Eworth, Hans. (1545). Enrique VIII. [Imagen]. Exhibida en Walker Art Gallery

 

     La cuarta imagen, realizada en el 1545, presenta su último retrato, realizado dos años antes de su fallecimiento. Su mano izquierda sujeta unos guantes. La simbología de los guantes se emplea como promesa de acción, utilizadas especialmente por aquellas personas de posición elevada (Tresidder, 1999: 114). Esto refleja la firmeza de Enrique VIII sobre sus decisiones en su reino, especialmente con la implementación de la Reforma Protestante. En su atuendo, un poco más arriba de sus rodillas posee un cuchillo. El cuchillo simboliza la asociación de la venganza y muerte, pero también es asociada con el sacrificio (Cirlot, 1962: 169). Estas dos lecturas me dan a entender sobre la firmeza de las promesas y acciones de este monarca. El cuchillo que posee, se puede interpretar como arma simbólica hacia el sacrificio con la muerte de la Iglesia Católica Romana en Inglaterra. La parte superior de la imagen presenta la mitad de una concha. Esta simboliza la concepción, bautismo y prosperidad (Tresidder, 1999: 114). A mi entender es la representación de la concepción de la Reforma Protestante en su reino, su bautismo como nueva Iglesia en Inglaterra y su prosperidad con todas aquellas personas a su a llegar. Esta imagen presenta al monarca proyectando la culminación de la reforma como si dijera “He triunfado”. Así, Enrique VIII demuestra la autoridad absoluta y desafiante que mantenía.

 

Conclusiones

Enrique VIII puede considerarse como una figura modernista y vanguardista para la primera mitad del siglo XVI inglés. Esto en parte, como resultado de la ruptura con la tradición canónica de la Iglesia romana como ente hegemónico de la Corona, así como también por haber introducido importantes reformas económicas y políticas en Inglaterra. Reflejando así, una figura de autoridad y poder absoluto, al mismo tiempo que representa una nueva generación. Fue temido por los demás por el pensar o al accionar en desatar su furia hacia otros reinos, incluyendo a los propios ingleses. La recopilación de las imágenes del rey Enrique VIII verdaderamente han sido un recurso asertivo para visualizar y estudiar la trayectoria y ejecutorias de este monarca inglés del siglo XVI. Mediante los elementos simbólicos se ha comprobado que éstos enmarcan las características de su ejecución y también ese proceso paulatino que va desde el príncipe tímido al rey desafiante proyectado como una autoridad absoluta. Podemos interpretar que su figura puede ser perversa, sin embargo, su simbología como monarca lo impulsa a ser desagradable debido a su modernidad radical. Es posible que esta no sea la realidad, sin embargo, la minuciosidad o el detalle de las imágenes y el estudio de las investigaciones históricas afirman coherentemente que esta simbología ha tenido una razón de ser.

 

 Bibliografía

 

Bernard, G. W. The Late Medieval English Church: Vitality and Vulnerability Before the Break with Rome. New Haven: Yale University Press, 2013. Print.

Bernard, G.W. The Kings’ Reformation, Henry VIII and the Remaking of the English Church. New Haven: Yale University Press, 2005. Print 

Beyer, Andreas. Portraits: A History. New York: Harry N. Abrams, 2003. Print

Brown, J. Mainwaring. Henry VIII.'s Book, "Assertio Septem Sacramentorum," and the Royal Title of "Defender of the Faith". Transactions of the Royal Historical Society, Vol. 8-1880, 243-261. Digital https://www.cambridge.org/core/journals/transactions-of-the-royal-historical-society/article/henry-viiis-book-assertio-septem-sacramentorum-and-the-royal-title-of-defender-of-the-faith/29EAD4F87FC76144CC8A0647FDB4DED3  

Cirlot, Juan Eduardo. A Dictionary for Symbols. First Edition. New York: Philosophical Library. 1962. Print

Cooper, Tarnya. Citizen Portrait: Portrait Painting and the Urban Elite of Tudor and Jacobean England and Wales. London: The Paul Mellon Center for Studies in British Art, 2012. Print 

Crofton, Ian. The Kings and Queens of England. London: Quercus, 2006. Print

Davies, CSL. The Cromwellian Decade: Authority and Consent. Transactions of the Royal Historical Society. 1997, Volume 7, 177-195. Digital http://www.jstor.org/stable/3679275  http://biblioteca.uprrp.edu:2087/stable/pdf/3679275.pdf  

Hicks, Michael. The War of the Roses. New Haven: Yale University Press, 2010. Print

Hoyle, R. W. The Origins of the Dissolution of the Monasteries. The Historical Journal. 1995, 38(2), 275-305. Digital http://www.jstor.org/stable/2639985 http://biblioteca.uprrp.edu:2087/stable/pdf/2639985.pdf   

Llull, Josué. Retrato de Enrique VIII. Arte e iconografía (entrada de blog: 10 de julio de 2012), 2012. Digital. http://www.arteiconografia.com/2012/07/retrato-de-enrique-viii.html  

Moorhouse, Goffrey. The Pilgrimage of Grace: The Rebellion that Shook Henry VIII’s Throne. London: Phoenix-Orion Books, 2003. Print 

O’Connell, Mark. The Complete Encyclopedia of Signs & Symbols. London: Lorenz Books, 2005. Print

Rex, Richard, Henry VIII and the English Reformation, Second Edition. London: Palgrave Macmillan, 2006. Print. 

Tresidder, Jack. Diccionario de los Símbolos. Londres, Duncan Baird Publishers. 1999. Impreso

 

Pinturas Retrato de Enrique VIII

Artista Desconocido. (1520). Enrique VIII. [Imagen]. Exhibida en National Portrait Gallery in London. http://www.marileecody.com/henry8images.html.

Van Cleve, Joos. (1535). Enrique VIII. [Imagen]. Exhibida en Hampton Court Palace. Royale Collection http://www.marileecody.com/henry8images.html.

Holbein, Hans. (1536). Enrique VIII. [Imagen]. Exhibida en Thyssen-Bornemisza Museum. http://www.marileecody.com/henry8images.html.  

Eworth, Hans. (1545). Enrique VIII. [Imagen]. Exhibida en Walker Art Gallery. http://www.marileecody.com/henry8images.html.  

Notas

1 Para esta sección de la metodología y para el análisis e interpretación de los retratos seleccionados, se utilizará la voz de la primera persona del singular.

Revista [IN]Genios, Vol. 3, Núm. 2 (febrero, 2017).
ISSN#: 2374-2747
Universidad de Puerto Rico, Río Piedras
© 2017, Copyright. Todos los derechos están reservados.

Posted on February 13, 2017 .